DerechosHumanos.net

Herramientas para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos

Este Portal usa cookies.

Si usa nuestro Portal, acepta

nuestra Política de cookies

COLABORE con nosotros




  Loading

 

Lista de Derechos Humanos

Listado de Derechos Humanos

 

Tabla de Derechos Humanos 2.0

Lista de los derechos humanos con las normas y los mecanismos establecidos para su protección:

- Tabla de Derechos Humanos 2.0 -

 

Protección de los Derechos Humanos

Medidas de protección de los DDHH

Derechos de las víctimas

 

Presentación de DENUNCIAS

por violación de derechos humanos

Mecanismos de denuncia

Cómo denunciar (recomendaciones)

 

Órganos  y Mecanismos de denuncia, supervisión y control

* Sistema de Naciones Unidas:

Consejo de Derechos Humanos

 

 - Procedimiento de denuncia

 

 - Examen Periódico Universal (EPU)

Procedimientos especiales

Órganos de los Tratados (Comités)

* Sistema Europeo:

Tribunal Europeo de DDHH (TEDH)

Tribunal de Justicia de la UE (TJUE)

Comisión Europea

* Sistema Interamericano:

Corte Interamericana de DDHH

Comisión Interamericana de DDHH

* Sistema Africano:

Corte Africana de DDHH

Comisión Africana de DDHH

* Otros mecanismos

 

La lucha contra la corrupción

- 

Corrupción y Derechos Humanos

 

ABOGADOS defensores de los Derechos Humanos

Abogados y derechos humanos

 

Colaboraciones

- 

Patrocinios

- 

Donaciones

 

Portal Web

- 

Condiciones de uso

- 

Uso de cookies

- 

Titularidad web

 

Contactar

Contactar

 

ETICERT

Certificados y sellos éticos

 

 

CINCO ESTRELLAS PARA MLADIC

 


Autor: Prudencio García Martínez de Murguía.

Investigador y consultor de la Fundación Acción Pro Derechos Humanos

Artículo publicado en La Vanguardia, el día 2 de junio de 2011


Hoy la humanidad es ligeramente más digna y más justa, igual que cuando se captura y entrega a la justicia a alguno de esos viejos nazis fugitivos, autores del holocausto. Al fin, tras largos años de bús­queda y persecución, ha caído uno de los más siniestros criminales de las últimas décadas. El general serbio Ratko Mladic fue el responsable de la larga masacre de Sarajevo, prolon­gada durante los casi 44 meses (1992-95) de criminal asedio contra una población civil indefensa, y posteriormente perpetró la mucho más rápida matanza de Srebrenica, asesinando a miles de bosnios desarmados a lo largo de varios días de julio de 1995 (con un número de víctimas similar, del orden de 8.000 muertos civiles en cada caso). Reclamado por el Tribunal Penal In­ter­nacional para la ex Yugoslavia, su búsqueda resultó infructuosa por largos años. También estuvo perse­guido su jefe civil, el igualmente desalmado Radovan Karadcik, detenido hace tres años y actualmente juzgado por el mismo tribunal.

La veterana y admirable fiscal Carla del Ponte, que persiguió con el mayor empeño e inagotable tenacidad a ambos genocidas, hubo de jubilarse sin poder cumplir su propósito. Seguro que ahora disfruta de la legítima satisfacción de ver a ambos entre rejas.

Pero ¿qué clase de rejas? De nuevo hemos de asistir a una situación tan inevitable como pa­ra­dójica, e incluso irritante para muchos. Una vez más, un implacable asesino, al ser capturado y en­tre­­ga­do al tribunal que lo reclamó, ingresará en la prisión de Schveningen, a pocos kilómetros de La Ha­ya, donde esperará su juicio y condena. Celda individual de 15 metros cuadrados, dotada de radio, televi­sión, telé­fono, ordenador y acceso a la prensa. Él, que arrojó brutalmente a la intemperie a miles de familias bosnias queman­do sus casas, condenándolos al hambre, al frío y a toda clase de sufrimientos inhumanos, dispon­drá de bue­na alimentación, excelente asistencia médica, jamás pasará hambre ni sed, ni frío ni calor. En su cárcel de cinco estrellas po­drá recibir visitas, designar abogados, utilizar el gimnasio y disfrutar de otras instala­ciones comunes, destinadas al ocio de aquellos selectos criminales, tan poco presuntos como él. Cuán­tos inocen­tes qui­sie­ran un castigo similar.

Somos civilizados, y, por serlo, éste es uno de los precios que hemos de asumir.

 


Páginas relacionadas:

Crímenes de Genocidio y Contra la Humanidad

Página sobre la torura

Procesos judiciales y Comisiones de la Verdad por graves violaciones de derechos humanos

Tabla normativa básica de concordancias entre normas en relación a violaciones de derechos humanos

Otros artículos del Autor


 

 

Contacto

 

Puede contactar con Prudencio García Martínez de Murguía a través de la siguiente dirección: