DerechosHumanos.net

Herramientas para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos

Este Portal usa cookies.

Si usa nuestro Portal, acepta

nuestra Política de cookies

COLABORE con nosotros




  Loading

 

Lista de Derechos Humanos

Listado de Derechos Humanos

 

Tabla de Derechos Humanos 2.0

Lista de los derechos humanos con las normas y los mecanismos establecidos para su protección:

- Tabla de Derechos Humanos 2.0 -

 

Protección de los Derechos Humanos

Medidas de protección de los DDHH

Derechos de las víctimas

 

Presentación de DENUNCIAS

por violación de derechos humanos

Mecanismos de denuncia

Cómo denunciar (recomendaciones)

 

Órganos  y Mecanismos de denuncia, supervisión y control

* Sistema de Naciones Unidas:

Consejo de Derechos Humanos

 

 - Procedimiento de denuncia

 

 - Examen Periódico Universal (EPU)

Procedimientos especiales

Órganos de los Tratados (Comités)

* Sistema Europeo:

Tribunal Europeo de DDHH (TEDH)

Tribunal de Justicia de la UE (TJUE)

Comisión Europea

* Sistema Interamericano:

Corte Interamericana de DDHH

Comisión Interamericana de DDHH

* Sistema Africano:

Corte Africana de DDHH

Comisión Africana de DDHH

* Otros mecanismos

 

La lucha contra la corrupción

- 

Corrupción y Derechos Humanos

 

ABOGADOS defensores de los Derechos Humanos

Abogados y derechos humanos

 

Colaboraciones

- 

Patrocinios

- 

Donaciones

 

Portal Web

- 

Condiciones de uso

- 

Uso de cookies

- 

Titularidad web

 

Contactar

Contactar

 

ETICERT

Certificados y sellos éticos

 

 

LOS "LLAMADORES" AL GOLPE MILITAR

 


Autor: Prudencio García Martínez de Murguía.

Miembro del Consejo Consultivo de la Fundación Acción Pro Derechos Humanos

Artículo publicado en La Vanguardia, el día 22 de abril de 2008.


Han causado considerable impacto en la sociedad chilena las declaraciones radiofónicas del que fue comandante en jefe del Ejército de Chile entre 2002 y 2006, el general Emilio Cheyre, al manifestar a través de la emisora Radio Duna nada menos que lo siguiente:

“Los padres fundadores del golpe de Estado de 1973 deben sacarse las máscaras y asumir las responsabilidades que tuvieron al forzar la intervención de las Fuerzas Armadas.” “Los padres fundadores (del golpe) fueron aquéllos que provocaron el odio en Chile, que no estaban únicamente en la izquierda. Fueron aquéllos que generaron la crisis más grave y no fueron capaces de controlarla; el gobierno de la Unidad Popular; una oposición, formada por la Democracia Cristiana y el partido de la derecha de aquella época, que fue implacable y que nos llamó abiertamente (a dar el golpe militar). Los padres fundadores fueron todos ellos, más la Corte Suprema, el Senado, la Cámara de Diputados, la Contraloría General de la República.” “Esos fueron los padres fundadores, los ‘llamadores’ a unas Fuerzas Armadas a las que ellos politizaron para desnaturalizar su función, dando lugar a que se produjeran las secuelas de víctimas que hoy no están.  Esos padres fundadores siguen escondidos en el anonimato y la impunidad.”

En otras palabras, según asume este alto jefe militar,  los que llama “padres fundadores” del odio que desencadenó la sangrienta crisis de 1973 fueron, fundamentalmente, aquéllos que desde la derecha llamaron a gritos a los militares (de hecho, llegaron a arrojarles maíz para acusarles simbólicamente de ‘gallinas’ por lo mucho que tardaban en dar el golpe salvador).  El general les denomina ‘lamadores con plena justificación, pues fueron ellos, esa serie de instituciones, las que con contumaz desvergüenza golpearon la puerta de los cuarteles llamando a las Fuerzas Armadas para forzarlas al asalto del poder, empujándolas a su criminal intervención. Es decir, a la masacre, la tortura y la sangrienta represión de sus conciudadanos.

Constituye una realidad sociológica de carácter general, bien conocida por los expertos, el hecho de que todo golpe militar encierra un componente civil, un soporte civil, una incitación golpista procedente de un segmento de la sociedad civil. Pero en aquel Chile de principios de los 70 este fenómeno adquirió caracteres  antológicos, a través del más descarado e indigno manejo institucional.

El general Cheyre –doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid- omite, sin embargo, en su lista a algunos actores concretos tan decisivos de aquella trágica crisis como Nixon, Kissinger y la CIA.  Pero aun así, es importante y positivo que sea precisamente un  militar chileno quien reconozca esta flagrante realidad histórica: que existieron poderosas fuerzas fácticas que, desde la derecha chilena, empujaron salvajemente a sus militares al abismo antidemocrático y anticonstitucional. Y no es un militar cualquiera quien lo proclama, sino el sucesor en el mismo cargo de jefe del Ejército de Tierra que ejerció en su día el propio Pinochet,  así como los dos generales que precedieron a éste en el mismo cargo, René Schneider y Carlos Prats, ambos demócratas, honestos, constitucionalistas, firmemente antigolpistas, y que, precisamente por serlo, fueron asesinados por aquella derecha desalmada que encarnó Pinochet.

Pero alguien se ocupó de traer a Pinochet. Alguien le catapultó al poder a través del crimen y la traición. Alguien le llamó. Y es bueno que otro militar que mandó a aquel mismo Ejército identifique correctamente a los ‘llamadores’ y les señale con su dedo acusador. Aunque sea 35 años después. 


Páginas relacionadas:

Caso Pinochet

Crímenes de Genocidio y Contra la Humanidad

Página sobre la tortura

Otros artículos del Autor


 

 

Contacto

 

Puede contactar con Prudencio García Martínez de Murguía a través de la siguiente dirección: